criptodivisas

 

 

 

La moda no sólo está en los escaparates de las tiendas de ropa o en las pasarelas de Nueva York, también está en nuestras carteras y las criptomonedas son buen ejemplo de ello. ¿Cripto qué? Criptomonedas…

 

Sorprende ver cómo pequeños ahorradores que temen profundamente a un fondo de inversión de bajo riesgo se dejan convencer por el amigo, vecino o cuñado para que metan parte de sus ahorros en algo que se llama bitcoin, ethereum o ripple tan sólo por el hecho de que está de moda o como suele suceder, porque se puede ganar mucho dinero.

 

Y aunque en realidad muchos no tengan ni idea de qué es lo que realmente están haciendo, razones no les faltan. Si consideramos que en el año 2009 cuando nació el bitcoin -la primera criptomoneda- se necesitaron 10.000 de ellos para comprar dos pizzas y que a día de hoy uno sólo cotiza a más de 8.600 € la cosa está clara. Sin mencionar que en la actualidad el mercado de criptomonedas mueve mas de 300.000 millones de dólares americanos.

 

Así pues, parece que merece la pena saber de qué va todo esto.

 

 

¿QUÉ SON LAS  CRIPTOMONEDAS?

 

Que es una criptomoneda

 

Las criptomonedas son un tipo de dinero no regulado, digital, que se emite y se controla por sus desarrolladores, y que es utilizado y aceptado entre los miembros de una comunidad virtual determinada. 

 

Fuente: BCE. Informe de octubre de 2012.

 

Como podemos ver las criptomonedas -también conocidas como criptodivisas- se conocen por ser monedas virtuales, no físicas, que se usan para comprar, vender y realizar algunas transacciones digitales, aunque su auge se ha derivado más al hecho de que su valor se ha multiplicado durante los últimos años, siendo objeto de deseo de muchos inversores que anhelan obtener pingües beneficios.

 

Sin embargo, si nos atenemos a la norma, las criptomonedas no son realmente «monedas» sino más bien unidades de valor digital que pueden ser intercambiadas digitalmente. 

 

Y aunque parece que la apreciación no es muy importante en realidad sí lo es, ya que al no ser propiamente «monedas» a día de hoy carecen de tres de sus principales cualidades:

 

 

El respaldo de una autoridad pública

 

 

Una de las principales características de las criptomonedas es que son independientes, descentralizadas, y no están controladas por ningún Estado, Banco, Institución o empresa.  A día de hoy simplemente, están fuera del sistema financiero.

 

Y lo que para unos es su mayor ventaja, para otros supone su mayor inconveniente, ya que al no estar reguladas ni controladas por ningún organismo o institución financiera, no disfrutan de la protección que el Banco de España, el BCE o la CNMV llevan a cabo sobre otras inversiones más tradicionales, y evidentemente, tampoco están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos ni por el Fondo de Garantía de Inversiones

 

Medio de pago comúnmente aceptado

 

 

Las monedas emitidas por los bancos centrales son de curso legal y se utilizan como  medio de pago en todo el mundo, tal es el caso del dólar seguido a la zaga por el euro. Sin embargo el cobro y el pago en criptomonedas no es algo común, y lo habitual es que no puedas ir a la frutería de la esquina a comprar un kilo de naranjas y pagarlo en bitcoins.

 

Por otra parte cada vez son más los grandes comercios que aceptan su uso, y el auge de Apps que transforman las criptomonedas en otras de curso legal para facilitar los pagos, o la creación de nuevas tarjetas prepago que conviertan de inmediato las criptomonedas en dólares, libras o euros para poder sacarlos de un cajero es, sencillamente, indiscutible. 

 

Protección ante situaciones de robo o fraude

 

 

Las criptomonedas no existen físicamente, así que no se pueden guardar bajo el colchón, y como no forman parte del sistema financiero «de momento» tampoco puedes abrir una cuenta corriente en tu banco de confianza para meter en ella unas cuantas. Su uso como es lógico, se limita al mundo digital. 

 

¿Y entonces dónde se guardan?

 

En «wallets» ó monederos virtuales que puedes tener en tu ordenador, en el móvil, en un pen o incluso en una hoja de papel ya que en realidad lo que guardas en la wallet es una clave privada que te da acceso al lugar exacto donde se encuentran las criptomonedas. 

 

Evidentemente si todo depende de una clave o contraseña, cualquiera que tenga acceso a ella puede robarte tus criptomonedas, así que es necesario que tomes medidas de seguridad para protegerte de la ciberdelincuencia. 

 

 

 

¿CÓMO FUNCIONAN LAS CRIPTOMONEDAS?

 

 

Las criptomonedas funcionan gracias a la tecnología blockchain o cadena de bloques y aunque para algunos es algo muy sencillo para la mayoría no es fácil de entender.

 

Veámoslo con un ejemplo:

Imagina que haces una foto muy valiosa para tí. ¿Dónde la guardas? Lo normal es que lo hagas en tu móvil o en tu ordenador, o quizás la imprimas en papel fotográfico y la expongas en la pared del salón. En cualquier caso, la guardes donde la guardes, asumes el riesgo de que si el ordenador se rompe, te roban el móvil o se te quema la casa, pierdes la foto.

 

Pues la tecnología blockchain lo que hace es eliminar este riesgo de manera que la foto que tú tienes no sólo se guardaría en tu ordenador sino también en el de otros miles más que se conocen como «nodos», así que si tú o alguno de ellos la pierde ésta no desaparece ya que sigue existiendo en el del resto. Por otra parte, como los ordenadores están interconectados nadie puede borrar la foto, ni cambiarla y, ni mucho menos, decir que no la hiciste.

 

¿Y qué tiene que ver todo esto con las criptomonedas?

criptomonedas

Pues todo. Si las criptomonedas son información digital que se puede intercambiar y no están gestionadas por ningún organismo o banco central, necesitan un medio que aporte seguridad y veracidad a las operaciones que se realizan en ellas, para lo cual usan la tecnología blockchain, que garantiza no sólo que todo lo que se hace queda registrado, sino que lo que se hace no se puede cambiar ni borrar.  

 

 

 

RIESGOS O VENTAJAS DE INVERTIR EN CRIPTOMONEDAS

 

Lo que para unos supone un riesgo en la inversión en criptomonedas, para otros es una gran ventaja, así que no se puede hablar propiamente de unos u otras sino más bien de sus características. 

 

Las criptomonedas son:

 

 

 

INDEPENDIENTES

independencia

 

Las criptomonedas no tienen el respaldo, y por lo tanto tampoco dependen, de una autoridad pública, organismo o banco central, lo que las dota de absoluta independencia.

 

De hecho el Banco de España lanzó un comunicado el 08/02/2018 advirtiendo precisamente de ello. 

 

La CNMV y el Banco de España advierten que, hasta la fecha, ninguna emisión de «criptomoneda» ni ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor en España. Esto implica que no existen “criptomonedas” ni “tokens” emitidos en ICOs cuya adquisición o tenencia en España pueda beneficiarse de ninguna de las garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o de inversión.

 

Fuente: Banco de España

 

Al no estar reguladas su emisión, sus características y su valor dependen de la ley de la oferta y la demanda, y según se dice cualquiera hoy en día, con los conocimientos y la tecnología adecuada, puede crear su propia criptomoneda, al igual que hizo Satoshi Nakamoto con el bitcoin.

 

Y éste es precisamente también uno de los motivos de su éxito, ya que al estar fuera del sistema financiero se entiende que su valor no depende de la política ni de los intereses económicos que puedan esconderse detrás de los organismos que regulan las monedas fiduciarias. 

 

 

ALTA VOLATILIDAD

 

Sin embargo una criptomoneda sin demanda vale lo mismo que un folio al que le hemos dibujado el signo del dólar, por lo que su éxito y por lo tanto su valor, dependen de la confianza del mercado, un mercado tremendamente volátil que a día de hoy mueve 341.680 millones de dólares americanos.

 

Si hablamos de volatilidad hablamos en realidad del riesgo a perder o la posibilidad de ganar mucho en muy poco tiempo. 

 

No es suficiente atender al hecho de que 1 bitcoin no valía nada hace tan solo 11 años y a día de hoy supera los 10.000 dólares, es necesario tener en cuenta su historia y sobre todo el cambio de valor que se puede dar en tan sólo un instante. Prueba de ello es que el 17 de diciembre del 2017 alcanzó casi los 20.000 dólares y al día siguiente bajó a 14.000 dólares.

 

Aunque quizás esto forme parte de su encanto.

 

MEDIO DE PAGO GLOBAL

 

 

Las criptomonedas son un medio de pago todavía en auge, lo que dificulta su uso en el día a día, más cuando no existen físicamente y para muchas personas el dinero contante y sonante todavía tiene mucha importancia.

 

Cada país tiene su moneda oficial así que si vivimos en Inglaterra operaremos en libras esterlinas, en Japón lo haremos en yenes y en España en euros. Pero con las criptomonedas esto no pasa ya que son de uso global y si tienes bitcoins o cualquier otra criptomoneda, puedes utilizarlos como medio de pago en cualquier parte del mundo.

 

 

SEGURIDAD

seguridad

Una de las principales ventajas que los inversores en criptomonedas destacan de ellas es su total seguridad, ya que según los expertos son imposibles de falsificar o duplicar.

 

Siendo así no se corre el riesgo de operar con una criptomoneda falsa, como sucede con el dólar, el euro o cualquier otra divisa «en papel». 

 

En todo caso esta seguridad queda empañada por la posibilidad de sufrir un robo ya que los ciberataques están a la orden del día. Son numerosos los usuarios a quienes han robado las claves privadas para acceder a sus wallets, y muy sonados los casos de «exchanges» o casas de cambio de criptomonedas que han sido hackeadas. Y no es moco de pavo, ya que a día de hoy se estima que la cuantía robada en criptomonedas asciende a una nada desdeñable cantidad de 20.000 millones de dólares.

 

La cuestión es, ¿Quién responde de lo robado? Se puede entender que si te roban la clave y acceden a tu wallet no te queda otra que aguantarte, pero ¿y si a quién roban es a tu exchange? De alguna manera es como si robaran a tu banco solo que en este caso no tienes a nadie a quien acudir.

 

Por tanto seguras sí, pero no del todo. 

 

 

TRANSPARENCIA

transparencia

 

Una de las principales ventajas de las criptomonedas es su transparencia ya que cualquiera puede revisar públicamente las operaciones y transacciones que se han hecho con ellas, es decir, que el acceso al libro de cuentas por así decirlo es público. 

 

Por otra parte esta transparencia no afecta a los propietarios de las criptomonedas, que se mueven en una linea muy fina de anonimato, por lo que las criptomonedas son utilizadas a menudo para realizar transacciones ilícitas. 

 

 

ENTORNO DIGITAL

 

Que las criptomonedas son digitales es algo intrínseco, lo que implica que cualquiera que tenga acceso a un ordenador, un móvil, una tablet o cualquier otro equipo que pueda conectarse a la «red» puede operar con ellas.

 

Por otra parte aquellos que no sean digitales poco tienen que hacer, salvo que opten por confiar plenamente su inversión a alguien que lo sea. 

 

Y por desgracia es innegable que todavía hay muchas personas en el mundo que no saben usar internet, que no tienen email y ni siquiera un móvil, lo que guste o no los aparta por completo de este mundo.

 

 

CONCLUSIÓN

 

Las criptomonedas, y esto es innegable, no son sólo una moda o una tendencia, son el presente y el futuro. Pero todavía son una inversión desconocida para muchos ahorradores (o simplemente curiosos), que utiliza un lenguaje mucho más complicado aún que el de la banca, exigiendo un nivel de conocimientos muy superior a otro tipo de inversiones. 

 

Y como en cualquier inversión  es necesario conocer bien los riesgos y no dejarse deslumbrar por las expectativas de obtener grandes beneficios. 

 

Lecturas recomendadas

criptomonedas

 

 

 

Un saludo,

 

Mi pequeño Ahorrador

 

 

 

Comparte

Si te ha gustado este post, ayuda a difundir la #EducacionFinanciera y comparte.

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This