Mercado financiero

 

En los últimos años los ahorradores conservadores, acostumbrados a invertir su dinero únicamente en depósitos y seguros de ahorro, se han visto obligados a contratar productos financieros de mayor riesgo para sacar un beneficio a su dinero. A través de fondos de inversión, depósitos estructurados, valores y otras alternativas, han entrado casi sin darse cuenta en los grandes mercados financieros.

 

Pero,

  1. ¿Qué son los Mercados Financieros?
  2. ¿Para qué sirven?
  3. ¿Qué se compra y se vende en ellos?

 

 

¿Qué son los Mercados Financieros?

Mercado financiero

Los Mercados Financieros son espacios (físicos o virtuales) donde se intercambian activos o instrumentos financieros.

 

Es decir, son lugares (físicos y virtuales) donde se compran y venden productos, en este caso «productos financieros». Son similares a un mercado de abastos en el que se compra y se vende verdura, carne y pescado, solo que en éstos se comercializan otro tipo de productos.

 

Los Productos Financieros o Activos Financieros son títulos o anotaciones contables que confieren al comprador un derecho (un activo)  a recibir un ingreso, y por contra, para el emisor son una obligación (un pasivo) de abonar una deuda.

 

En realidad un Activo Financiero es un producto normal y corriente, lo mismo que una barra de pan, un kilo de fruta o una pieza de cordero. La diferencia está en que el primero  se compra y se vende en un mercado financiero, y el otro en un mercado tradicional.

 

Del mismo modo un mercado financiero es similar a un mercado tradicional, solo que en el primero se intercambia DINERO y en el segundo BIENES y PRODUCTOS DE CONSUMO.

 

 

¿Para qué sirven los Mercados Financieros?

 


rescate plan de pensiones

 

Los mercados financieros tienen principalmente las siguientes funciones: 

1.- Poner en contacto a los agentes económicos

2. – Fijar los precios de los activos financieros 

3.- Dotar de liquidez a los activos financieros 

4.- Reducir los plazos y costes 

 

 

En realidad sirven principalmente para que aquellos que tienen dinero –los ahorradores–  lo puedan ofrecer a aquellos que lo necesitan –Empresas, Administraciones Públicas, Bancos y Entidades Financieras-. Unos quieren ganar algo por su dinero, otros lo necesitan para pagar sus gastos y sus inversiones así que entre ambos acuerdan un precio y como el volumen que se negocia es elevado, la liquidez, los plazos y los costes resultan eficientes.

 

Pongamos un ejemplo: Una empresa necesita dinero para ampliar sus plantas de producción y para cubrir esta necesidad decide emitir acciones en bolsa.

 

La bolsa sería el mercado financiero, las acciones el activo financiero, la empresa y los ahorradores los agentes económicos, y el coste de comprar estas acciones sería el precio que estaría determinado por la oferta y de la demanda.

 

Como podemos intuir La Bolsa es un gran mercado financiero, aunque no el único.

 

 

¿Qué se compra y se vende en los Mercados Financieros?

 

 

En los mercados financieros se compran y se venden los siguientes productos:

 

  • Productos de Renta Fija: Deuda Pública, Pagarés de Empresa, Bonos, Obligaciones, Participaciones Preferentes, Títulos hipotecarios.
  • Productos de Renta Variable: acciones, derechos de suscripción preferentes, ETF´s
  • Divisas: moneda extranjera y tipos de cambio.
  • Materias Primas: materias agrícolas, energía, metales, metales preciosos
  • Derivados: Opciones, Futuros, Warrants, CFD´s

 

Cada uno se compra y se vende en un mercado financiero diferente. La Renta Fija en el AIAF y el MARF, la Renta Variable en las diferentes Bolsas Españolas,  en el Latibex y el MAB, las divisas en un mercado no organizado que se llama FOREX,  las materias primas en diferentes mercados internacionales como la Bolsa de Metales de Londres,  el DCE en China y el CBOT de EE.UU. entre otros, y los derivados en el MEFF.

 

Todos ellos son mercados  muy especializados donde un pequeño ahorrador no puede operar «por su cuenta», así que si quiere comprar Deuda Pública, acciones, divisas, invertir en oro o comprar futuros sobre el IBEX´35 debe hacerlo a través de un intermediario financiero, es decir, una empresa o una entidad financiera que preste  servicios de inversión.

 

 

 

 

Por otra parte es muy importante que este intermediario financiero esté validado por la CNMV, ya que de otro modo podría uno estar tratando con un chiringuito financiero y llevarse luego un disgusto. Recordemos el refrán «nadie da duros a cuatro pesetas» así que tratemos de ser prudentes cuando queramos sacarle una buena rentabilidad a nuestros ahorros.

 

 

Conclusión

 

 

Los mercados financieros son mercados como cualquier otro, con la diferencia de que en ellos se compran y se venden productos financieros y no bienes de consumo. Para invertir en ellos es recomendable tener unos mínimos conocimientos financieros, tratar con un intermediario de confianza, y seleccionar con cuidado el producto que queremos comprar, al igual que lo hacemos en un supermercado tradicional. 

 

 

 

Un saludo,

Mi Pequeño Ahorrador,

 

 

Comparte

Si te ha gustado este post, ayuda a difundir la #EducacionFinanciera y comparte

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This