Deuda Publica

 

 

La Deuda Pública o Deuda Soberana es lo que «debe» el Estado (Administración Central, Comunidades Autónomas, Corporaciones Locales y la Seguridad Social) a particulares, empresas, instituciones e incluso a otros países, es decir, es el dinero que éste necesita para poder pagar todos sus gastos cuando le pasa lo que a nosotros, que no le llega con lo que gana.

 

Para que nos hagamos una idea la Deuda Pública en España a 31.12.2019 ascendió a 1.188.862 Millones de euros, nada más y nada menos que un 95,50 % del PIB. (Nota de prensa del 31.03.2020 del Banco de España)

 

Y claro, si al Estado no le llega con los ingresos que obtiene -mayormente por la vía de nuestros impuestos- para pagar los gastos que soporta -educación, sanidad, pensiones, desempleo… etc.-  de algún lado tendrá que sacar los casi 1.200.000 Millones de euros que le faltan…

 

Así que veamos,

 

¿Cómo se financia el Estado?

 

Tesoro Publico

 

El Estado se financia a través de tres vías diferentes,

 

Utiliza el efectivo y los depósitos que ahorradores, empresas, instituciones y entidades financieras tienen en las cuentas del Banco de España (4.876 Millones de euros)

Pide préstamos (152.961 Millones de euros)

Emite títulos valores (1.031.024 Millones de euros)

Fuente: Deuda según el PDE del Banco de España

 

Como podemos ver la tercera opción, la de emitir títulos valores, es la más importante, por eso cuando se menciona la Deuda Pública no siempre se habla de lo que el Estado debe en total sino de los títulos valores que éste tiene en el mercado, también conocidos como RENTA FIJA PÚBLICA.

 

 

El Tesoro

 

El encargado de gestionar la tesorería del Estado y por tanto quien se ocupa de emitir los títulos valores de éste es el Tesoro Público.

 

El funcionamiento de un título valor es en cierto modo como el de un préstamo,

 

Tenemos al emisor del título, en este caso el Estado, y que en un préstamo sería la figura del prestatario, el que lo pide.

Está el comprador del título, los particulares, empresas, entidades financieras e inversores varios, y que en un préstamo sería el prestamista, el que lo concede.

Se determinan las condiciones, es decir, el importe, la duración, el tipo de interés y la forma de pago.

Y se estudia la garantía de pago, que en este caso es la del propio Estado.

 

Y como a cualquier préstamo, en función de sus condiciones se le reconoce por un nombre concreto, en este caso por Letras del Tesoro, Bonos del Estado y Obligaciones del Estado, al igual que a los préstamos se los conoce por préstamos hipotecarios, préstamos personales, préstamos pignorados… etc.

 

Las Letras, los Bonos y las Obligaciones son los únicos títulos valores que emite el Estado y todos tienen una cosa en común, que se amortizan al vencimiento, es decir, que el inversor que compra el título recupera su dinero al final.

 

Veámoslos con más detalle.

 

Letras del Tesoro

 

Deuda Publica

 

 

Las Letras del Tesoro son valores de Renta Fija a corto plazo ya que su vencimiento va desde los 3 meses hasta los 12 meses, pasando también por los 6 meses y los 9 meses. Su valor nominal es de 1.000 €.

 

Su particularidad es que se emiten «al descuento», lo que significa que el comprador de la letra, el que le presta el dinero al Estado, no tiene que pagar íntegramente los 1.000 € cuando compra la letra, sino que le paga menos porque se descuenta por anticipado los intereses que va a cobrar.

 

Veamos un ejemplo muy sencillo,

 

Letra del Tesoro a 1 año a un tipo de interés del 3 %. 

  • Valor nominal de la Letra: 1.000 €
  • Intereses: 30 €
  • Comisiones de compra: 1,50 €
  • Precio de compra de la Letra: 970 €
  • Importe a recibir al vencimiento: 998,50 €

 

En este ejemplo podemos ver que cuando compramos una letra de 1.000 € en realidad no pagamos este mismo importe sino algo menos, ya que los intereses a cobrar se descuentan de lo que prestamos.

 

Sin embargo este caso no es nada representativo ya que hoy en día las Letras del Tesoro se emiten con intereses negativos y aunque parece algo extraño, es el comprador de letra quien paga por prestar dinero.

 

Veamos un ejemplo mucho más real:

 

Letra del Tesoro a 12 meses, a un Tipo de Interés medio del -0,50 %.

  • Valor nominal de la Letra: 1.000 €
  • Intereses: 5,05 €
  • Comisiones de compra: 1,50 €
  • Precio de compra de la Letra: 1.005,05 €
  • Importe a recibir al vencimiento: 998,50 €

 

En este caso podemos ver más fácilmente que cuando compramos la letra además pagamos los intereses, y que cuando ésta venza recibiremos el nominal de la letra menos las comisiones.

 

Nota: En los ejemplos no se ha tenido en cuenta el depósito previo que debe realizarse para la compra, ya que el objetivo no es otro que entender el funcionamiento y no realizar un ejemplo exacto. Si así se desea se puede consultar el  Simulador de inversión del Tesoro.

 

 

Bonos del Estado

 

Bonos del Estado

 

Los Bonos del Estado son valores de Renta Fija a medio y largo plazo, ya que vencen a 3 y 5 años. Su valor nominal es de 1.000 €. Pagan los intereses de forma periódica, lo que se conoce por «cupón», y lo hacen una vez al año.

 

Veamos un ejemplo,

 

Bono del Estado a 3 años, a un Tipo de Interés del 2 %.

  • Valor nominal del Bono: 1.000 €
  • Intereses (Cupón): 20 €/ año
  • Comisiones de compra: 1,50 €
  • Precio de compra del Bono: 1.000 €
  • Importe a recibir al vencimiento: 998,50 €

 

En este ejemplo podemos ver que cuando compramos un bono pagamos 1.000 € y recibimos los intereses -el cupón-  una vez al año, hasta que el último año además tenemos también de vuelta nuestros 1.000 €.

 

Sin embargo este caso no es nada representativo ya que a día de hoy los bonos se emiten con intereses negativos, y aunque es una situación muy rara, la verdad es que ahora es el inversor el que además de prestar el dinero, paga por hacerlo.

 

Veamos un ejemplo mucho más real:

 

Bono del Estado a 3 años, a un Tipo de Interés medio del -0,42 %.

  • Valor nominal del bono: 1.000 €
  • Intereses: -13,20 €
  • Cupón: 0 %
  • Comisiones de compra: 1,50 €
  • Precio de compra del bono: 1.013,20 €
  • Importe a recibir al vencimiento: 998,50 €

 

Si nos fijamos podemos comprobar cómo los bonos, cuando cotizan con tipo negativo en el mercado, funcionan como las letras, recibiendo un cupón del 0 %.

 

Nota: En los ejemplos no se ha tenido en cuenta el depósito previo que debe realizarse para la compra, ya que el objetivo no es otro que entender el funcionamiento y no realizar un ejemplo exacto. Si así se desea se puede consultar el Simulador de inversión del Tesoro.

 

Obligaciones del Estado

 

Renta fija

 

Las Obligaciones del Estado son valores de Renta Fija a largo plazo, ya que vencen a 10, 15, 30 y 50 años. Pagan los intereses de forma periódica, lo que se conoce por «cupón», y lo hacen una vez al año. Su valor nominal es de 1.000 €.

 

Su funcionamiento es exactamente igual que los bonos, con la única diferencia del plazo.

 

Veamos un ejemplo real:

 

Obligación del Estado a 30 años, a un Tipo de Interés medio del 2,70 %

Valor nominal de la obligación: 1.000€
Intereses: 810 €
Cupón: 27 € / año
Comisiones de compra: 0,90 € / año
Precio de compra del bono: 1.349,11 €
Importe a recibir al vencimiento: 998,47 €

 

Nota: En el ejemplo no se ha tenido en cuenta el depósito previo que debe realizarse para la compra, ya que el objetivo no es otro que entender el funcionamiento y no realizar un ejemplo exacto. Si así se desea se puede consultar el Simulador de inversión del Tesoro.

 

Otras cuestiones interesantes sobre la Deuda Pública

 

Los tipos de interés a los que se negocia la Deuda Pública sirven como referencia para tomarle el pulso al mercado, sobre todo en el medio y largo plazo.

 

Por ejemplo, si  quieres pedir un préstamo a 10 años para reformarte la vivienda y te ofrecen un tipo de interés fijo y otro variable, puedes utilizar la referencia del tipo de interés de las obligaciones del Estado para hacer una comparación y tomar la decisión que consideres mas acertada. 

 

 

La Deuda Pública se puede adquirir directamente en el Tesoro (elijo.tesoro.es) y también a través de intermediarios financieros que ofrecen, además de la inversión tradicional (Letras del Tesoro,  Bonos y Obligaciones), la versión REPO, los títulos pero con pacto de recompra.

 

Esta segunda opción da mayor liquidez a la inversión, aunque las comisiones de compra son también mayores.

 

Del mismo modo se puede invertir en Renta Fija Pública comprando el título o adquiriendo participaciones de un fondo de inversión que tenga títulos de Renta Fija Pública.

 

Por ejemplo, si compras un bono a 3 años en el Tesoro, deberás esperar al vencimiento para recuperar tu dinero, pero si inviertes en un Fondo de Inversión que tenga bonos a 3 años, podrás salir del fondo cuando quieras.

 

Los tipos de la Deuda Pública se usan también como referencia para valorar la parte de Renta Fija Pública de muchas inversiones, como es el caso de los Fondos de Inversión.

 

Si los tipos de la Renta Fija suben, los fondos bajan, y si los tipos de la Renta Fija bajan, los fondos suben. 

 

 

 

Un saludo,

Mi pequeño Ahorrador

 

 

Comparte

Si te ha gustado este post ayuda a difundir la #EducacionFinanciera y comparte

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This