Test de Idoneidad

 

 

Quien más quien menos ha tenido que hacer recientemente lo que la normativa MIFID II define como el Test de Idoneidad, o lo que es lo mismo, un cuestionario más o menos elaborado a través del cual se determina el perfil de inversión y se evalúa la conveniencia o no de contratar determinados productos financieros para un ahorrador.

 

La normativa MIFID II persigue la protección al inversor como uno de sus grandes objetivos, motivo por el cual ha regulado el modo en el que los asesores financieros deben trabajar, más concretamente, en lo que se refiere a su capacidad para ofrecer alternativas de inversión que realmente sean «adecuadas» para sus clientes.

 

Veamos pues,

 

 

¿Para qué sirve un Test de Idoneidad?

 

Asesoramiento

 

El Test de Idoneidad sirve para que tu asesor financiero conozca de antemano cuáles son tus características como futuro inversor, y de este modo sea capaz de ofrecerte exclusivamente aquellos productos financieros que estén dentro de tu perfil. Es decir, para fabricarte un traje a medida en materia de inversión.

 

Por otra parte, sirve también para proteger tus intereses como ahorrador, ya que el resultado de tu test determinará qué inversiones puedes y qué inversiones no puedes hacer.

 

Por tanto, podemos deducir que sólo será necesario hacerlo cuando se vaya a prestar un Servicio de Asesoramiento o cuando se vaya a contratar un Servicio de Gestión de Carteras, ya que si es uno el que está ejecutando la orden, sin asesoramiento, no lo será.

 

 

¿Qué preguntas se hacen en un Test de Idoneidad?

 

Preguntas Test de Idoneidad

 

Las preguntas habituales que se hacen en un Test de Idoneidad son sobre tres temas concretos:

 

test de idoneidadObjetivo de la inversión

Las preguntas sobre El objetivo de la inversión sirven para determinar la finalidad de la inversión, la cuantía que se quiere invertir, el período durante el cual se desea mantener y la disposición y perfil de riesgo. 

 

Habrá ahorradores que quieran invertir sus ahorros para tener un colchoncito cuando se jubilen, otros para utilizarlos más adelante con la intención de comprar una vivienda y otros simplemente por diversificar sus ahorros o, lo que es lo mismo, para no tener todos los huevos en la misma cesta.

 

También habrá quienes deseen invertir tan sólo por un año, otros por tres y quienes deseen hacerlo de manera indefinida. Algunos solicitarán asesoramiento para 10.000 €, otros para 50.000 € y los habrá que lo harán para invertir más de 200.000 €. Y dentro de todos estos casos habrá ahorradores conservadores, moderados o muy arriesgados.

 

Como podemos ver cada inversor es él y sus circunstancias, de modo que al realizar el cuestionario permitiremos al asesor que disponga de la información necesaria para poder aconsejarnos un producto de inversión a nuestra medida.

 

 

Test de IdoneidadSituación financiera

Las preguntas sobre la Situación Financiera sirven para conocer el patrimonio del inversor (incluyendo ahorros y deudas), sus ingresos actuales y su situación personal y familiar. 

 

Quizás sea éste el apartado más delicado, por ser ésta información confidencial, pero no se trata de indicar al «Banco X» lo que tenemos en el «Banco Y», sino de aportar a nuestro asesor financiero una información veraz y global en cuanto a nuestra situación.

 

Es importante que éste sepa si nuestro patrimonio económico se fundamenta en ladrillo (casa, apartamentos, plazas de garaje…) o en dinero (planes de pensiones, fondos de inversión, acciones…), si tenemos deudas (hipoteca, préstamo para el coche…), si nuestros ingresos son estables (nómina, alquileres, prestaciones sociales…) o tenemos cargas familiares.

 

Es lógico pensar que el traje no será el mismo para una viuda de 80 años con un patrimonio elevado y sin deudas, que para una familia joven con tres niños y una hipoteca, aunque ambos deseen invertir la misma cantidad de dinero, en el mismo plazo, y con el mismo perfil de riesgo.

 

Test de IdoneidadExperiencia y Conocimientos

Las preguntas sobre experiencia y conocimientos sirven para indicar los tipos de operaciones, productos financieros y servicios que se conocen, así como el nivel de estudios, profesión y transacciones anteriores.

 

Igualmente a la hora de prestar un asesoramiento adecuado deberemos responder a cuestiones tan importantes como nuestro nivel de estudios, nuestra experiencia en los mercados financieros, a qué nos dedicamos y qué sabemos de estos temas. Aquí se evalúan nuestros conocimientos sobre educación financiera (leymotiv de este blog).

 

Estas cuestiones son fundamentales para establecer el perfil de riesgo que tenemos como inversor, absolutamente necesario para la toma de decisiones.

 

 

¿Qué implica el resultado del Test de Idoneidad?

Test de Idoneidad

 

Y una vez hecho el test, ¿Cuál es el resultado? ¿Qué Implica?

 

El resultado del Test de Idoneidad determina principalmente el perfil de riesgo que se tiene como inversor, esto es, indica si se  es un inversor conservador, moderado, arriesgado o muy arriesgado, y por tanto si se es «apto» o «no apto» para la contratación de determinados productos financieros.

 

Aquí es donde realmente se ve el valor del cuestionario, ya que si uno ha dado en el test un resultado de perfil de riesgo «conservador», exclusivamente podrá contratar productos cuyo perfil de riesgo sea «conservador», no siendo posible hacerlo con productos de mayor riesgo.

 

Sólo se podrán contratar productos cuyo perfil de riesgo sea igual o inferior al resultado del test.

 

 

Evidentemente el resultado del test puede variar, ya que la experiencia y disposición de cada uno es diferente en cada momento. Hoy quizás seamos ávidos inversores deseosos de que correr riesgos para ganar dinero, mañana quizás nos volvamos más moderados. En todo caso será el último resultado obtenido en el Test de Idoneidad el que se tenga en cuenta a la hora del asesoramiento.

 

 

Conclusión

 

El Test de Idoneidad es un cuestionario que sirve para delimitar nuestro perfil de inversor, es decir, el máximo riesgo que estamos dispuestos a asumir a la hora de valorar alternativas de inversión para nuestros ahorros.

 

Existe la obligación de hacerlo cuando nos vayan a prestar un servicio de asesoramiento o  deseemos contratar un servicio de gestión de carteras.

 

 

 

 

Un saludo,

Mi Pequeño Ahorrador, 

 

 

Comparte

 

Si te ha gustado este post, ayuda a difundir la #EducacionFinanciera y comparte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This